sábado, 8 de febrero de 2014

Doce maneras de enamorarse (V) - El hombre más guapo del mundo



Me siento rara. Lo que tengo hoy es lo más parecido que he tenido nunca a una cita a ciegas, aunque de alguna manera, a David lo conozco. Solo que nunca le he visto la cara.
Mi madre dice que es muy guapo, pero tampoco sé hasta qué punto puedo fiarme de su criterio. Demasiadas veces he comprobado que no coincide con el mío... Al menos tengo el consuelo de que, incluso aunque no sea el hombre más guapo del mundo, he pasado suficiente tiempo con él como para saber que es un buen tipo, divertido, cortés, educado y generoso.
Hace ya casi dos meses sufrí un atropello, una moto me embistió para luego arrastrarme durante lo que me pareció una eternidad. Para lo que podía haber sido, no fue casi nada, pero mi cabeza se llevó un par de golpes de consideración y mis ojos salieron bastante mal parados.
Estuve más de un mes hospitalizada con media cabeza vendada, y sin poder ver.
Pasé un miedo terrible, me sentí muy perdida y muy sola. Mi madre pasó muchas horas allí conmigo, haciéndome compañía. Pero lo mejor que pudo pasarme fue conocerle a él.
Apareció por primera vez una tarde, cuando yo llevaba allí una semana. Me había tocado compartir la habitación del hospital con una señora mayor, que apenas hablaba y según mi madre, pasaba mucho tiempo dormida. Era su abuela.
Los primeros días David pasaba un rato, charlaba con su madre, o con su tía, que eran las que más tiempo pasaban allí con su abuela, y luego se marchaba. Su madre nos contó muy por encima que por su trabajo, viajaba mucho, y por eso no había podido ir antes a visitarla. La mujer estaba un poco angustiada porque su hija menor, la hermana de David, estaba a punto de dar a luz. Quería pasar tiempo con su hija y con su nietecito cuando naciera, pero también quería acompañar a su madre.

El pequeño nació la semana siguiente, y a partir de entonces, David empezó a alternarse con su madre para acompañar a su abuela un rato cada tarde. La mujer realmente no sé si era consciente de que él estuviera allí, pero desde luego, yo sí lo era.
...

*Esto es solo un fragmento del relato completo. "El hombre más guapo del mundo" ha sido incluido en el libro "Doce maneras de enamorarse", publicado en Amazon y disponible para su compra AQUÍ.

26 comentarios:

  1. Ostras!!!!!!!!!!!!!!!! Bueno, ¿Es que cada "manera de enamorarse" va a ser mejor que la anterior???? De momento, ME QUEDO CON DAVID!!!! Gracias por compartir tus relatos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mary Ann. A mi la verdad es que me gustan todas... jajajaja...

      Eliminar
  2. Por dios Lucia!!! Mi amor platónico, David...buff. y este relato mi sueño. ..hombre no me gustaría que me atropellara una moto..jajajaja pero conocer a David y........buff. sublime Lucia, todas son buenísimas pero esta es mi preferida...por ahora! ! Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, yo también me apuntaría a conocerle pero sin accidente de por medio, claro, jajajaja... Me alegro de que te guste. Besos!

      Eliminar
  3. ohh Muy bueno el relato, y el prota para comérselo. Me han gustado todos tus relatos pero este en especial, muy buena historia y muy buen final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Creo que la historia era perfecta para él, sí. ;-)

      Eliminar
  4. Excelente historia Lucía y con un protagonista de lujo. sin duda tienes buen gusto. Ja,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Lucía. Pensé que dejarías a David para mayo, pero después de leerlo la verdad es que me da igual.
    Como siempre encantada de leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corresponde a mayo, Ana.. jejeje... pero casi a relato por semana enseguida nos da diciembre... Gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar
  6. Se lee de corrido. Es una buena historia y es ágil y alegre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya cita a ciegas! Esto ha entrado en calor ! Menudo empotramiento y tremendo muso. Me gusta mucho la trama de la historia, alguien que puede ser tan inalcanzable lo cercano que se ha mostrado para ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es un golpe de suerte encontrarse un dios del Olimpo como ese fuera de su elemento... jajaja

      Eliminar
  8. Muy bueno Lucía. Me ha gustado mucho. Tengo que leer el resto pero como no puede ser de otro modo, de momento, me quedo con David jajajaja Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que a mí me gustan todos, Cat, pero es que David... en fin, qué te voy a contar, jajaja...
      Gracias por tu visita y por tu comentario. Espero que los demás también te gusten.

      Eliminar
  9. Luciaaaaaaa!! me ha encantado. Muy buena historia y muy buen protagonista. Oy lo q daría yo por estar en el lugar de ella. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Charo! Me alegro de que te haya gustado!

      Eliminar
  10. arggggggggggggggggggggggggggggggggggg MI DAVID GANDYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY!!ADORACIÓN PLENAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!! aixxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx.....ME LO COMO!!....no hace falta decir que me he enamorao de este relato no??....aixxxxxxxxxxxxxxxxxxx.....me encantan tus historiassssssssssss!!de verdad me estas recordando a cierta personita que me tiene enganchadita con su blog...jejeje :)
    Un besazo enorme!!
    Muaaaaaaaaksss!!
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste es sin duda mi muso favorito... jejeje.
      Entre esa personita que dices y yo hay muchas diferencias, de estilo, pero a mi también me tiene enganchada. Eso que tenemos en común.
      Un besazo!

      Eliminar
  11. me mataste cn este relato..mas si se trata d mi david... ohhh buenisimo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este me gusta especialmente, por ser David y porque creo que algunos personajes famosos se merecen el beneficio de la duda y a menudo no se lo damos... Seguramente pocos son como este chico, pero... nos precipitamos y prejuzgamos sin pensar.

      Eliminar
  12. Vuelvo a decir que me encanta esta historia y yo no creo que andemos muy desencaminadas en pensar que él es así, persona, no personaje.
    Este caliente caliente eh? siiigooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... sí que dan tentaciones de pensar que no es más que un "pobre niño rico", o "guapo", en este caso. Pero creo que es cierto que tendemos a juzgar a los personajes como personas. Y no siempre es lo mismo.

      Eliminar
  13. Esto va calentándose. ¡Me encanta!

    ResponderEliminar